Consejos para ayudarte a completar la Pokédex de Leyendas Pokémon: Arceus

Si tienes problemas para encontrar a los Pokémon más escurridizos de la región de Hisui, esta guía te ayudará a seguirles la pista.

Durante tu viaje por la región de Hisui en Leyendas Pokémon: Arceus, tu objetivo principal es ayudar al Profesor Lavender a completar la primera Pokédex de la región. Lo sabemos, es una ardua tarea: hay más de 200 Pokémon que descubrir, y algunos no te lo pondrán nada fácil. Esta guía te ayudará a completar las entradas de esos Pokémon escurridizos que aún se te resisten.

Algo que deben tener en cuenta los jugadores de Pokémon más veteranos es que, en la región de Hisui, es más fácil toparse con ciertos Pokémon ya evolucionados que en juegos anteriores. Pokémon como Roserade o Froslass, que antes solo evolucionaban gracias a una piedra evolutiva, o Crobat y Togetic, que requerían un nivel de amistad alto, ahora campean a sus anchas por la región. Detente a explorar cada uno de sus rincones y no tendrás problemas en registrar a estos Pokémon en tu Pokédex.

El despertar de Hisui, la actualización gratuita (Ver. 1.1.0) para Leyendas Pokémon: Arceus que ya está disponible, introduce las apariciones supermasivas de Pokémon, a las que tendrás acceso una vez que pases los créditos finales del juego. Durante estas apariciones masivas, es posible que descubras Pokémon que normalmente son difíciles de encontrar, así que ¡mantente muy alerta para no perdértelas!

Aparte de la gran satisfacción que supone poder ayudar al Profesor Lavender y a la región de Hisui, completar la Pokédex también merece la pena por las recompensas que te reportará. Como, por ejemplo, tener la oportunidad de enfrentarte a Arceus una vez que consigas capturar a todos los Pokémon que se pueden registrar en la Pokédex y sobre los que informar al profesor, exceptuando a Darkrai, Shaymin, Manaphy, Phione y el propio Arceus. Y si alcanzas el nivel 10 de progreso de cada entrada de la Pokédex, recibirás el Amuleto Iris, con el que tendrás más probabilidades de encontrar a Pokémon variocolor.

Aunque para llegar a ese punto, tendrás que emplearte a fondo. Aquí tienes varias ideas para cuando salgas a recorrer la región.


Distorsiones espaciotemporales

Es muy difícil perderse una distorsión espaciotemporal en la región de Hisui. Suelen aparecer aleatoriamente en el cielo a lo largo de la región como una especie de grieta enorme que resplandece y que cubre parte del paisaje. Cuando se están formando, adquieren un tinte multicolor que se convierte en una especie de torbellino morado cuando finalmente se activan. Aparecerán también señalizadas en el mapa con un icono circular en caso de que no te encuentres cerca del lugar donde se forman. Eso sí, deberás darte prisa, ya que se disipan tras pocos minutos.

Prepárate bien antes de aventurarte en una de estas distorsiones: en ellas encontrarás Pokémon y objetos que no ves habitualmente, pero esos Pokémon son bastante agresivos y suelen atacar en grandes grupos. Aun así, merece la pena correr el riesgo, ya que podrías hacerte con Pokémon como Eevee y sus evoluciones, Sneasel (como apareció en Johto) y Weavile, o los Pokémon iniciales de la región de Hisui.

También podrías encontrar a otros Pokémon que no encajan del todo en la región, incluyendo a Pokémon que pueden regenerarse a partir de fósiles, como Cranidos, Rampardos, Shieldon y Bastiodon, y Pokémon con características más modernas, como Magnemite, Magneton y Porygon.


Evoluciones a partir de movimientos

Gran parte de la Pokédex se irá completando cuando los Pokémon que hayas capturado durante tu viaje evolucionen. Muchos de ellos podrán evolucionar al ganar experiencia y subir de nivel, pero otros requerirán algo más de trabajo. Una de las formas más inusuales de hacer evolucionar a un Pokémon es usando movimientos específicos o un estilo concreto durante los combates.

Por ejemplo, para que Stantler evolucione a Wyrdeer, este debe usar repetidamente el movimiento Asalto Barrera (que puede aprender con Nv. 21) con estilo rápido. Ten en cuenta que, aunque hayas conocido a un Wyrdeer en las primeras etapas del juego y puedas usar su montura, no puedes añadir a este ejemplar a tu equipo y, por lo tanto, no cuenta para la Pokédex. Otro caso similar es el de Qwilfish de Hisui, con el que deberás usar el movimiento Mil Púas Tóxicas (que aprende con Nv. 15) con estilo fuerte hasta que pueda evolucionar a Overqwil.

Como hemos mencionado ya, es posible avistar a estos Pokémon ya evolucionados durante una aparición supermasiva, pero es buena idea que hagas evolucionar a al menos un ejemplar de cada especie usando estos otros métodos para, así, ir subiendo su nivel de progreso en la Pokédex.


Alternativas a las evoluciones mediante intercambio

El intercambio de Pokémon siempre ha sido un elemento muy importante de la serie; tanto es así, que algunos Pokémon solo pueden evolucionar tras ser intercambiados. Pokémon como Kadabra, Machoke, Graveler y Haunter pueden evolucionar con el método de intercambio en Leyendas Pokémon: Arceus, pero también si usas con ellos el objeto Cordón Unión. Puedes conseguir Cordones Unión en el puesto de trueque de Villa Jubileo, en las distorsiones espaciotemporales o completando peticiones.

En Hisui, aquellos Pokémon que antes debían llevar un objeto específico durante el intercambio para poder evolucionar ahora podrán hacerlo simplemente usando dicho objeto. Magmar, por ejemplo, evolucionará a Magmortar si se usa un Magmatizador con él. Asimismo, si usas un Electrizador con Electabuzz, este evolucionará a Electivire. Ambos objetos pueden encontrarse dentro de las distorsiones espaciotemporales, pero también puedes comprárselos a Bilo, un mercader que ha instalado su puesto cerca de la sede del Equipo Galaxia en Villa Jubileo, y a Changa en el puesto de trueque. Ten en cuenta que, aunque puedas comprarle a Bilo artículos muy poco comunes, su mercancía cambia constantemente. Habla con él a menudo para que no se te pase ningún chollo.

Si Bilo no tiene estos objetos cuando vayas a verlo o no tienes suficientes Puntos de Gratitud para comprárselos a Changa, ¡no te preocupes! Tanto Magmortar como Electivire se dejan ver en alguna que otra ocasión por la Ladera Corona; a Magmortar también lo puedes encontrar en las distorsiones espaciotemporales, y a Electivire, haciendo de las suyas en el Umbral Pétreo, pasando el Paso Píleo.


Evoluciones a partir de objetos

Al igual que Electabuzz y Magmar, hay muchos otros Pokémon que también requieren de un objeto específico para evolucionar. Quizá los más conocidos sean las piedras evolutivas, como la Piedra Fuego o la Piedra Hoja. Estos valiosos objetos también pueden encontrarse en las distorsiones espaciotemporales, en la tienda de gangas de la Compañía Ginkgo o en el puesto de trueque de Villa Jubileo. A veces, podrás encontrar piedras evolutivas cuando uno de tus Pokémon destroce las rocas brillantes que encontrarás por toda la región o cuando busques tesoros a lomos de Ursaluna. Growlithe de Hisui, Voltorb de Hisui y Petilil son algunos de los Pokémon con los que necesitarás una piedra evolutiva. Puedes comprobar fácilmente si una de la que ya tienes en tu haber es compatible con algún Pokémon de tu equipo desde tu propio Zurrón.

Hay otros objetos que funcionan de un modo similar y que también podrás conseguir en una distorsión espaciotemporal o en el puesto de trueque de Villa Jubileo. Hablamos de objetos como los Revestimientos Metálicos, que se usan para que Onix evolucione a Steelix y Scyther a Scizor; o las Mejoras, con las que Porygon puede evolucionar a Porygon2. El Mineral Negro es un material poco común que se usa para que Scyther evolucione a Kleavor. La forma más sencilla de conseguirlo quizá sea enfrentándose a Graveler salvajes, ya que a veces dejan caer este objeto tras ser derrotados. También se puede conseguir un Mineral Negro como recompensa por completar la petición "Nosepass contra la desorientación", que está disponible en la pizarra del despacho del Profesor Lavender una vez que te conceden permiso para investigar la Ladera Corona.

Asimismo, hay Pokémon que solo evolucionan si se usa con ellos un objeto en un momento determinado del día. Ursaring, por ejemplo, solo podrá evolucionar a Ursaluna si usas un Bloque de Turba durante una noche de luna llena. Podrás encontrar algún que otro Bloque de Turba cuando busques tesoros con Ursaluna, o bien al completar la petición "¿Perdida en la tundra?". Recuerda que puedes descansar hasta la noche en un campamento base y esperar a que aparezca la luna llena, aunque quizá tengas que repetir el proceso varias veces.

Para conseguir a Sneasler, deberás usar una Garra Afilada con un Sneasel de Hisui durante el día, un método diferente al del Sneasel de otras regiones, que requería usar una Garra Afilada por la noche para poder evolucionar a Weavile. No olvides que, al igual que ocurre con Wyrdeer, no podrás registrar en la Pokédex ni al Ursaluna ni al Sneasler que conocerás como parte de la historia principal.


Pokémon difíciles de encontrar

Dejando a un lado las anomalías espaciotemporales y los intrincadísimos prerrequisitos de la evolución, hay que aceptar que algunos Pokémon son simple y llanamente difíciles de encontrar. Más de una vez tendrás que ir campo a través y ponerte a investigar seriamente antes de dar con ellos. El caso de Cherubi es un ejemplo claro: este pequeñín tan adorable solo aparecerá alguna que otra vez cuando uno de tus Pokémon agite un árbol para conseguir Bayas. Pero ni siquiera vale cualquier árbol. Cherubi solo se encuentra en el Bosque Recóndito de la Pradera Obsidiana, en la Ciénaga Bocazas del Pantanal Carmesí y en zonas muy concretas de la Ladera Corona, entre ellas, el Manantial Solitario, el Cañón Lítico, la Fuente de las Hadas y la Caverna Inmemorial.

Si te cruzas con Pokémon como Pichu, Cleffa o Mime Jr., ve con mucho cuidado si quieres capturarlos. No es muy frecuente verlos por la región de Hisui y, además, tienden a huir de los combates.

Otros Pokémon se encuentran exclusivamente en zonas a las que solo puedes acceder a lomos de uno de los Pokémon especiales que acuden a la llamada de la Flauta Celestial. La Isla Hansa, que se encuentra en la Pradera Obsidiana, es una de ellas, ya que solo podrás alcanzarla con la ayuda de Basculegion o de Braviary. Aun así, merece la pena hacer el viaje, pues es uno de los pocos sitios donde Chimchar y Monferno se dejan ver. Pero ¡ojo con el Infernape alfa que también ronda aquellos lares!

Si tu objetivo son los primeros compañeros Pokémon de Sinnoh, tendrás que dirigirte a la Pradera Aleteo en el Pantanal Carmesí para conseguir a Turtwig y a Grotle, y al Banco del Juicio para hacerte con Torterra. Piplup y Prinplup suelen rondar cerca de la Vía Manantial en la Costa Cobalto, y Empoleon, en las playas de la Costa Ínsola.


Encuentros inusuales

Incluso con todos los consejos que hemos enumerado hasta ahora, hay Pokémon que son un caso aparte y no entran en ninguna de esas categorías. Veamos algunos ejemplos y cómo seguir sus huellas para que no se te escapen.


Spiritomb

En Villa Jubileo conocerás a Alma, una chica que te pide que encuentres 107 volutas de luz que están repartidas por toda la región. Después de hablar con ella por primera vez, la encontrarás por las noches al otro lado del río cerca de la puerta principal, entre el Puente Canal y el redil. Te irá informando sobre cuántas volutas te faltan en cada área y, además, te dará recompensas por reunirlas. Encuentra las 107 volutas de luz y, después, podrás dirigirte a las Ruinas de la Niebla en el Pantanal Carmesí, donde encontrarás a este Pokémon de tipo Fantasma y Siniestro.


Basculegion

Basculegion es otro de los Pokémon especiales que te ayudarán a desplazarte por Hisui, pero, para poder registrarlo en la Pokédex, tendrá que evolucionar a partir de un ejemplar Forma Raya Blanca. Para ello, Basculin deberá aprender un movimiento que dañe al usuario, como Envite Acuático, que puede aprender con Nv. 34. Emplea este movimiento en combate y, cuando hayas conseguido suficientes puntos de daño, Basculin podrá evolucionar a Basculegion. Eso sí, los puntos de daño no contarán para su evolución si al final es derrotado en combate. ¡Tenlo en cuenta y mantenlo vivito y coleando!


Rotom

Este otro caso es solo para aquellos jugadores que quieran contar con todas las formas de un mismo Pokémon en su Pokédex, ya que con capturar a un solo Rotom será suficiente para poder registrar su información. A Rotom podrás verlo en el Cañón Lítico o en el Ágora de la Plegaria en la Ladera Corona. Pero si quieres un Rotom que cambie a una de sus cinco formas alternativas, hacerte con él te costará un poquito más.

Bilo pondrá a la venta algunos aparatos en su puesto de Villa Jubileo, como la caja mecánica, la cesta mecánica, el cubo mecánico, el molino mecánico y la cuchilla mecánica. Al adquirir uno de ellos, aparecerá directamente en tu residencia. Cuando te acerques al aparato para investigarlo, Rotom sentirá curiosidad y querrá echarle un vistazo también. Deja que lo haga y verás cómo cambia de forma (y tipo), dependiendo de qué aparato se trate.

Hay que decir que estos aparatos son algo caros. Es posible que consigas uno por el precio de una Pepita, pero otros podrían costarte cuatro veces más. Tendrás que amasar una pequeña fortuna si quieres descubrir todas las formas de Rotom.


Phione y Manaphy

En algún momento del juego, encontrarás una petición titulada "La leyenda del océano" en la pizarra del despacho del Profesor Lavender, cuya misión finalizará en un encuentro con Phione y Manaphy. En la petición se menciona a un Pokémon que el profesor avistó en el océano, pero no se revela su nombre. La única pista es que puede estar relacionado con una historia que habla de la leyenda del océano...

Te será más fácil resolver el misterio de esta petición si conoces bien la historia de la región de Sinnoh. ¡Como lo oyes, el secreto reside en el Hisui del futuro! "La leyenda del océano" es una historia que puedes leer en la Biblioteca de Canal en los juegos Pokémon Diamante Brillante y Pokémon Perla Reluciente, que habla del mar del este, Mantyke, Buizel, un Qwilfish de púas descomunales, el océano y la Cueva Costera. Teniendo en cuenta las indicaciones de este relato, deberás añadir a tu equipo a Mantyke, Buizel y Overqwil antes de aventurarte en la Costa Cobalto de Hisui.

Una vez allí, verás un par de agujas enormes en el agua cerca del lugar conocido como Mano de Arena. Atraviésalas con la ayuda de Basculegion por la noche y oirás un grito misterioso. Al hacerlo, se abrirá la Cueva Costera en la parte norte del Cabo Rocavelo. Viaja hasta allí por la Gruta Pasamar y encontrarás una cueva que te llevará hasta un Manaphy y tres Phione. ¡Buena suerte!





Completar la Pokédex en Leyendas Pokémon: Arceus es una tarea formidable, pero con empeño se puede conseguir. Recuerda estos consejos la próxima vez que salgas de aventura y ayudarás a escribir la historia de la región de Hisui.

Volver al inicio